Saturday, June 04, 2005


1. Dinámicas de inducción a los talleres de Ciencia en Plazas
Comunitarias
Para conocer las características de la población a atender en alguna
de las Plazas Comunitarias se tiene una sesión de inducción con las
siguientes secciones:

- Sesión de diversión y ciencia.

Una plática con demostraciones experimentales y de magia.
Con ésta se les pide a los educandos que expresen sus impresiones
sobre ¿cuáles de las demostraciones son de magia y cuáles tienen
relación con la ciencia? Al termino de la sesión es factible pedirles
cuáles de las demostraciones quieren aprender. La imaginación de
muchos se fomenta cuando se vislumbran haciendo magia en algún
evento público y otros resolviendo alguna necesidad con alguna
innovación tecnológica a partir de alguna demostración experimental.
Por todo lo anterior se puede pasar con los educandos a un:

- Diálogo y conocimientos de las expectativas de los jóvenes.

2. Talleres con jóvenes
Son dos las modalidades de talleres que buscamos realizar con los
jóvenes: a uno de ellos se le ha llamado Taller de Ciencia y al otro
Taller de jóvenes emprendedores.
El primero de ellos tiene la siguiente estructura: Para poder
comprender los niveles de abstracción que implican los conceptos
representados por la ciencia moderna se requiere llevar de lo
concreto a lo abstracto a los educandos. Esto es: con los sentidos
percibir cuáles son las características (variables) que determinan el
comportamiento del fenómeno o experimento. Con los mismos
sentidos se resuelven las contradicciones inherentes de los
fenómenos presentados: viajar a la velocidad de la luz, máquina que
bombea colesterol en nuestra sangre (invento de la nanotecnología).
Con estos dos pasos iniciales se encuentran las causas de explicación
o surgimiento del fenómeno observado, es decir, definir de manera
operacional (sin conceptos abstractos) las causas que originan los
fenómenos o experimentos observados en las demostraciones. Por
último, se dan las leyes generales (pueden ser de la termodinámica o
las de la mecánica cuántica) una vez que se tenga la referencia de la
experiencia sensorial y para terminar, las conexiones con las
aplicaciones o tendencias de desarrollo que se reflejan en la sociedad
y fundamentalmente en el cuerpo de un adolescente en pleno
desarrollo.

Se tienen por lo pronto tres talleres: la densidad y tus sentidos;
¿cómo hacer nieve de limón? Y cohetes con vinagre y bicarbonato. En
este documento se relata una primera experiencia con el segundo de
los talleres en la Plaza Comunitaria Carrasco en la delegación Tlalpan
de la Ciudad de México.

La segunda modalidad busca dar salida a expectativas que tienen los
jóvenes por encontrar modos de vida. La estructura a seguir en estos
talleres es:

Hoy día los jóvenes se encuentran bajo la influencia de un contexto
tecnológico, es decir, la influencia de las tecnologías de la información
y la comunicación los tienen agobiados. El teléfono celular, el uso de
la computadora, el correo electrónico,… son los ejemplos que generan
formas de desempeño diferentes de los jóvenes. Generan confusión
en lo que es cómo desempeñar una actividad creativa hoy en nuestra
sociedad. Por un lado, la escuela ha desvirtuado el significado de la
actividad del educando en el aula, todo lo recibe él desde el profesor,
no busca su propio aprendizaje. Todo esto nos lleva a “enganchar” a
los jóvenes en los talleres haciendo uso de la tecnología
computacional, por ejemplo. Es a partir de un juego en la
computadora que se le enfrenta a un reto. El reto implica
conocimientos interdisciplinarios para salir con éxito de él. Si después
de una exploración en la computadora se le permite continuar con la
exploración del juego fuera de ella, se fomentará una comprensión de
la utilidad de la computadora para realizar actividades efectivas. Con
el uso de la computadora se cumple con el primero de los requisitos
para llegar a la esencia de un conocimiento: determinar las
características que determinan el comportamiento específico de un
fenómeno natural.
La dinámica que se lleva a cabo después de la computadora, viene a
complementar los parámetros que se deben conocer para llegar a la
esencia del conocimiento. Es un proceso recurrente entre la actividad,
fuera de la computadora, y con ella para dar y registrar todo lo
necesario para encontrar las tendencias de desarrollo que necesita un
joven emprendedor. Esto hace que este segundo taller se encuentre
en un nivel superior respecto al primer taller mencionado en la
primera sección de este documento.

Taller de ciencia.
¿Cómo hacer nieve de limón?
Materiales.
Sal
Azúcar
Bolsas de plástico suficientes
Limones
Recipientes para el agua de limón
Cucharas grandes y cuchillo para partir los limones
Exprimidor de cítricos
Bolsa con cubos de hielo
Jerga
Procedimiento
Se solicita a los asistentes que formen equipos y le den nombre a su
equipo. Este nombre tendrá relación con la fabricación y la promoción
de una “empresa” de venta de nieve. A continuación se da la
información pertinente para hacer agua de limón con suficiente
azúcar. Ya que cuando disminuye la temperatura de esta agua,
disminuyen también los sentidos de las personas. La cantidad de
azúcar garantiza que no pierda el sabor y ayude a la congelación para
formar la nieve. Otro detalle es primero revolver el azúcar en el agua
y al último agregar el jugo del cítrico.
Una vez que se tienen las condiciones adecuadas del agua de limón,
las cuales se consensan con los participantes de cada equipo, se
deposita una cantidad de esta agua en una bolsa de plástico. La
cantidad de agua debe ser la suficiente para formar nieve para un
equipo de tres personas. En otra bolsa se coloca el hielo, al cual se
espolvorea con suficiente sal. Y se sumerge la bolsa con el agua de
limón entre los hielos.
El tiempo necesario para formar la nieve varia de quince a veinticinco
minutos, depende de la agitación que le imprima el equipo al agua.
Cuando se agita al agua, las manos se entumecen con lo frío de las
bolsas, conviene envolver a las bolsas con una jerga. Y pasar las
bolsas entre los participantes del equipo. El instructor aprovecha este
tiempo para hacer reflexiones con los participantes sobre el proceso
llevado a cabo. Desde la perspectiva de haberlo hecho por primera
vez, hasta las cuestiones que llevan a un proceso para hacer nieve de
manera productiva. También se hacen preguntas que tienen que ver
con los sentidos del cuerpo ¿Por qué nos duele la cabeza o un ojo
cuando nos comemos un trozo de nieve por primera vez?

Para cerrar la actividad, se les solicitó que para la próxima sesión
escribieran el proceso sobre la forma de hacer nieve, de tal forma
que lo pudiera repetir cualquier persona a la que quisieran platicarle
sobre la fabricación de nieve.

Las dinámicas encontradas en la Plaza Comunitaria de Carrasco.
La sesión de inducción se realizó dos días antes del taller. Las demostraciones de magia y ciencia realizadas permitieron despertar en los educandos un interés. Fueron ellos los que propusieron realizar un taller sobre cómo hacer nieve.
Con los trece educandos que asistieron se formaron dos equipos, de manera natural, uno de ellos era de niños y jóvenes de hasta quince años. El otro equipo fue de señoritas con un promedio de veinte años.
El segundo de los equipos encontró rápido un nombre, en cambio con los niños fue más difícil generar un trabajo colaborativo. En ellos encontramos un comportamiento más propenso al desorden. En cambio con las señoritas, al inicio había una resistencia evidente al
trabajo. Conforme se avanzó la resistencia de todo el grupo desapareció. Es importante resaltar el hecho de que cualquier persona cuando tiene una participación directa en una actividad
disminuye la resistencia y aparece una motivación natural. Hay entusiasmo y se eleva la autoestima cuando tiene un resultado con éxito.
La manera errática de trabajo del primer grupo de niños ocasionó que lograran hacer
nieve mucho tiempo después que el segundo grupo. La obtención de nieve del segundo
equipo motivo a los niños a terminar.
Los niños no envolvieron sus bolsas, en cambio las señoritas si lo hicieron. Es decir, hay en ellas una experiencia en el manejo de utensilios, por ejemplo, en la cocina.
La sesión del taller Cómo hacer nieve de limón tuvo una duración de dos horas.

Thursday, June 02, 2005

Dirección de los Foros de las plazas comunitarias

Es importante que tengamos en mente los foros de las plazas comunitarias; hasta ahorita se han abierto tanto en la plaza comunitaria de Carrasco como en la Lagunilla. Las direcciones electrónicas de dichos foros don las siguientes:

Plaza comunitaria Carrasco: http://plazacomunitariacarrasco.blogspot.com/
Plaza Comunitaria de la Lagunilla: http://plazacomunitarialagunilla.blogspot.com/

Hasta el momento estas son las plazas en las cuales se ha echado a andar lo correspondiente a los foros, seguiremos adelante.

Wednesday, May 18, 2005

¿qué es un taller de ciencia?

Características generales para hacer un taller para una plaza comunitaria



El proyecto de plazas comunitarias busca que éstas sean un lugar en el que confluyan los diferentes intereses, formas y ritmos de aprendizaje disminuyendo la brecha tecnológica, cambiando la vida de las personas. Lograr estos objetivos no es fácil, es algo que requiere el trabajo conjunto de muchas de voluntades y enfrentar las circunstancias adversas en que algunos usuarios se desenvuelven, circunstancias que muchas veces los desaniman bloqueando su curiosidad y sus capacidades.



Para qué diseñar talleres
Al introducir talleres a las Plaza Comunitaria se pretende abarcar tres aspectos que las revitalicen y afiancen su carácter de espacio común en el que las personas se desarrollen. Inicialmente se trata que los talleres generen una motivación para asistir a las plazas comunitarias, de esta manera la gente se acerca motivada por intereses concretos relacionados a su vida diaria, se genera una curiosidad y un atisbo de confianza gracias a la posibilidad real de obtener un logro personal.


En segundo término la realización misma de los talleres hace uso del potencial de los participantes haciendo hincapié en el desarrollo de habilidades cognitivas como el pensamiento crítico, el escepticismo y la creatividad.


En tercer lugar, aunque no es su función fundamental pero considerando que una alta proporción de la población a la que se avoca el trabajo en las plazas comunitarias se mantiene en rezago educativo, existe la posibilidad de usar los talleres como actividades que permitan desprender contenidos de algunos de los módulos de la educación básica basados en el MEVyT. Se trata pues de usar un enfoque de aprendizaje basado en retos o problemas a resolver en el que entran en juego todas las capacidades de los educandos.


Las características mismas de las actividades que forman los talleres propician el trabajo colaborativo y enfatizan el desarrollo de comunidades de aprendizaje ya sea virtuales o presenciales. Sin embargo es importante recalcar que sin menoscabo de las características formativas y académicas, toda actividad de taller debe ser un ejercicio lúdico, se trata pues, que tanto adultos como asesores se diviertan y socialicen durante la actividad


Pero, ¿qué es un taller?
Un taller es un conjunto de actividades usadas para desarrollar las habilidades y conocimientos de los educandos, partiendo de una experiencia común que permita aplicar intuitivamente lo aprendido o recuperar y desarrollar las capacidades de los participantes. Prácticamente cualquier actividad puede ser aprovechada como taller siempre y cuando se lleve bajo la siguiente estructura.

Estructura de los talleres
Se considera importante que haya 3 etapas generales cada una de las cuales puede tener un número de sesiones variable. Se recomienda que las sesiones sean de una o dos horas. Algunas de las características que se recomienda tenga cada etapa son las siguientes.

1era Etapa
Introducir de manera general pero explícita el tema del taller.
Proponer preguntas generadoras del proceso de aprendizaje. Por ejemplo en el caso particular de un taller sobre la fabricación de helado, inicialmente se pueden hacer preguntas generales, tales como qué es el helado, qué variantes de helados existen, etc. Este tipo de preguntas funcionan como un detonante inicial que lleva a la búsqueda de información poniendo en juego las habilidades de las personas.
Esta información que es liberada hacia los estudiantes debe ser analizada para que la experiencia educativa se lleve a cabo exitosamente. En este sentido es importante que usen sus capacidades de comunicación para propiciar la apropiación de nuevos conocimientos. El uso de las herramientas tecnológicas como correo electrónico, foros o chat para este propósito permiten el logro de estos objetivos además de darle un estatus cercano a esta tecnología.
En esta etapa es posible que el conductor del taller realice una demostración de la actividad principal del mismo, siguiendo el ejemplo de los helados, la manufactura de un poco de helado en ese preciso instante.
A los educandos se les debe pedir que recuperen las experiencias vividas en cada sesión con el fin de que ellos mismos se den cuenta de su avance (en todos los aspectos) usando preguntas generales como -¿qué hiciste?- hasta cuestiones específicas sobre alguna particularidad del taller como -¿cambió el volumen del líquido que usamos fabricar helado?
Es importante que el conductor del taller también recupere la experiencia por escrito, tanto para enriquecer el taller, como para mejorar su desempeño.

2da Etapa
Se retoma la etapa anterior mediante preguntas y comentarios sobre lo realizado tanto por el conductor del taller como por los educandos dando pie a que ellos mismos conduzcan la actividad. Por esta razón las instrucciones no son tan explícitas ni específicas como en la etapa anterior (se trata de que los educandos sin ayuda del asesor recuperen –o apliquen lo aprendido).
En esta etapa se pretende que sean los mismos educandos los que lleven a cabo la actividad principal, en este caso que sean ellos los que fabriquen helado tomando todas las decisiones en equipo, desde la elección del sabor hasta la cantidad y quiénes aportan los ingredientes. Por todo lo anterior la experiencia se realiza sin instrucciones explicitas pero tomando datos como características de los materiales usados y condiciones bajo las que se realizó para poder hacer una crítica posteriormente.
Éxito, asombro y logro son palabras que debemos esperar que aparezcan como características de las actividades de esta etapa en la que los participantes conducen el taller. Considerando que en gran medida la población atendida por CONEVyT se han enfrentado a pocas situaciones de éxito, en particular en el ámbito escolar, es conveniente que se realce este aspecto durante la realización del taller. En las experiencias preliminares hasta el momento, la expresión de los participantes del taller piloto acerca de los helados es de gran satisfacción al ver superadas las expectativas que ellos mismos tenían sobre su trabajo.

3ra etapa
Con los datos de las sesiones anteriores establecer las condiciones en que se puede hacer de nuevo la actividad, buscando algunas variantes. Se trata que se den cuenta que su aprendizaje es útil en situaciones deferentes a la planeada. Que se pregunten para qué sirve en otros contextos.
Es importante recabar todos los datos posibles para poder analizarlos posteriormente. Parte del análisis de datos puede incluir graficación, extrapolación de las condiciones, generalización, así como algún reporte por escrito.
Durante todas las etapas es importante que el conductor tenga presente la correlación explícita con habilidades y contenidos de los distintos módulos. Sin embargo durante la tercera etapa es aún más importante hacer que los educandos se den cuenta de lo aprendido durante el taller, ya sea en las distintas habilidades desarrolladas como en los contenidos de los módulos correspondientes.
Finalmente se puede señalar que en este punto es posible desprender preguntas que apelen a la deducción de explicaciones con base en la experiencia en los conocimientos previos relacionados, en este caso particular con los fenómenos de cristalización, estados de la materia o propiedades generales del agua.


Quién diseña los talleres
Prácticamente cualquier interesado en enriquecer la vida de las plazas comunitarias puede diseñar un taller siguiendo los lineamientos anteriores. Es necesario que para cada etapa y sesión se definan claramente los materiales requeridos y habilidades a desarrollar, así como los contenidos que se puedan relacionar directa o indirectamente con el taller (de preferencia respaldado documentalmente). Lo escrito por el conductor del taller puede ser aprovechado por otras plazas comunitarias, de ahí la importancia de socializar cada experiencia para generar comunidades de aprendizaje también en el nivel de los asesores, responsables de plaza o técnicos docentes. En principio cada instituto estatal definirá las estrategias de selección talleres para que a su vez sean recuperados a nivel nacional con el propósito de ponerlos a disposición de todas las plazas para que los usen de acuerdo a sus necesidades y recursos particulares.


Cómo acceder a los talleres
El objetivo es que los talleres que reúnen todos lo requisitos sean accesibles a quien desee hacer uso de los mismos mediante internet. Se trata de que quien quiera conducir un taller pueda ver un listado de los mismos en línea ya sea agrupados por título, habilidades que pretende desarrollar o contenidos de módulos que puede ser desprendidos del taller.